BLOG

21 Mar

Varicela

Varicela

Varicela - Laboratorio Proquimed


La varicela es una enfermedad generalmente leve, manifestada por fiebre, malestar y una erupción cutánea pruriginosa y de distribución generalizada, consistente en máculas que evolucionan a vesículas y posteriormente se ulceran, apareciendo costras.

El periodo de aparición de costras es de 1 a 4 días, aunque no se caen por completo hasta después de 1 a 2 semanas.
En niños vacunados la enfermedad se presenta de forma más leve, con pocas lesiones, la mayoría o incluso todas maculopápulas, por lo que puede confundirse fácilmente. Es posible la infección asintomática.

La reinfección sintomática es poco frecuente en inmunocompetentes. Tras la primoinfección, el virus permanece latente en los ganglios de las raíces posteriores y de los nervios craneales. Su posterior reactivación origina el herpes zóster, trastorno en el que las vesículas aparecen siguiendo el trayecto de una metámera (transcurso a nivel dorsal).

El periodo de incubación de la varicela es de unos 15 días, con un rango de 10 a 21. El periodo de contagio abarca desde 1-2 días antes de la aparición del exantema hasta unos 5-6 días después, cuando todas las lesiones están en fase de costra. Puede ser mayor en inmunodeprimidos.

El riesgo infeccioso es mayor antes de la aparición del exantema. La varicela es una enfermedad muy contagiosa: hasta el 90% de los contactos susceptibles adquiere la enfermedad.

Los pacientes con herpes zóster localizado son menos contagiosos.

En niños sanos no está indicado el tratamiento con antivirales en la varicela ni en el herpes zóster.

La complicación más frecuente es la sobreinfección bacteriana, que se manifiesta por aumento de la fiebre, a menudo tras una mejoría inicial, o por la aparición eritema y dolor alrededor de las lesiones cutáneas.

La varicela durante el embarazo conlleva un mayor riesgo de neumonía grave para la madre. El riesgo para el feto depende del momento en que se produzca la infección materna.

En las primeras 20 semanas, puede producir un síndrome de varicela congénita (riesgo 1-2%), con hipoplasia de miembros, microcefalia, cataratas, retraso del crecimiento y cicatrices cutáneas.

Después de las 20 semanas, el riesgo de afectación fetal es sustancialmente menor. La infección durante el 2º o 3er trimestre de la gestación puede ser causa de herpes zóster en el lactante.
               
Los neonatos cuyas madres desarrollan la varicela en el periodo que abarca de los 7 días antes a los 7 días después del parto tienen riesgo de infección neonatal grave. Si la madre desarrolla la varicela antes de los 7 días previos al parto, el riesgo para el neonato es menor, dado que tendrá transferencia de anticuerpos maternos.

Cuando la varicela neonatal debuta en los primeros 10-12 días de vida es que la infección se adquirió probablemente intraútero, dado el periodo de incubación.



Dr. Jesús Lara Flores
Médico Banco de Sangre Proquimed
Tel. (477)311 7987