BLOG

28 May

Donación Altruista

Donación

El 14 de junio la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a los millones de personas que al donar sangre, salvan vidas, definiendo dicho día como el Día Mundial del Donante de Sangre en conmemoración al nacimiento del patólogo y biólogo austríaco Karl Landsteiner, quien hace más de cien años descubrió los grupos sanguíneos, lo que a su vez posibilitó que las transfusiones  sanguíneas se volvieran seguras, evitando los peligrosos accidentes postransfusionales.

En México el 25 de agosto de 1987 se prohíbe la donación de sangre remunerada y se establece en el artículo 327 de la ley general de salud, la no comercialización de la sangre, debido al brote de VIH. Un año después, el 25 de agosto de 1988 se instituye a nivel nacional el día del Donador Altruista de Sangre con el objetivo de concientizar sobre la necesidad de disponer de sangre y productos sanguíneos seguros y agradecer a los donantes su contribución a salvar vidas humanas. Es importante saber que la sangre donada en forma voluntaria es de menor riesgo que la donación familiar, ya que no existe ninguna presión para realizarla y la información recabada es más confiable para el personal médico.

Altruista es aquella conducta desinteresada, que ayuda a otros, y por la cual no se espera beneficio ni recompensa alguna. Aquella persona que dona sangre en forma voluntaria, sin presiones que lo impulsen, desconociendo el beneficiario de su acto y motivado por el bien común se constituye en un donante altruista de sangre.

En nuestro sistema actual de salud existen tres tipos de donación: la de reposición, que es la que el paciente repone cuando el hospital se la proporciona; la donación familiar, cuando un familiar se ofrece como donador y la altruista o sea la donación voluntaria sin esperar nada a cambio.

Los dos primeros tipos de donación son los que se presentan en 98 por ciento de los casos por necesidad, el resto es donación altruista; de ahí la importancia de difundir y de practicar la donación de sangre, pues no existen sustitutos artificiales de la sangre, ya que es muy angustiante buscar a un donador porque un paciente la requiere de emergencia y no encontrarla, por lo que es sumamente complicado el tratamiento de un paciente cuando la requiere y ésta sólo se obtiene de la donación.

En el modelo de donación voluntaria y altruista de sangre, propuesto desde hace años por la OMS, la persona dona en forma habitual, voluntaria y espontáneamente, sin ningún tipo de presión, sólo motivada por el convencimiento de que si las personas en condiciones de ser donantes de sangre lo hicieran, no habría necesidad de solicitarle dadores de sangre al paciente enfermo o a sus familiares y se podrían asistir los requerimientos de sangre con mayor seguridad.

Existe una necesidad constante de donaciones regulares, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable. Las donaciones regulares de sangre por un número suficiente de personas sanas son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise.

La sangre es el regalo más valioso que podemos ofrecer a otra persona: el regalo de la vida. La decisión de donar sangre puede salvar una vida, o incluso varias si la sangre se separa por componentes, que pueden ser utilizados individualmente para pacientes con enfermedades específicas.

 


Dr. Diego Armando Martínez Barroso
Médico Banco de Sangre PROQUIMED
Tel. (477) 311 79.87