BLOG

19 Jun

Después de los 40 una prueba de Vida…

Antígeno Prostático Específico

Después de los 40 un prueba de Vida…

La determinación de los niveles séricos de PSA es útil en el diagnóstico temprano del cáncer prostático. 
En México el Cáncer de Próstata constituye una de las primeras 15 causas de muerte en varones.

La Próstata

La próstata es una glándula pequeña que, en los hombres adultos jóvenes, es del tamaño y la forma de una nuez. Esta glándula se encarga de la producción de aproximadamente el 50 % del fluido que se combina con el esperma para formar el líquido eyaculatorio.

La próstata envuelve a la uretra y se encuentra bajo la vejiga detrás del hueso púbico y por delante del recto. La glándula crece normalmente durante dos etapas en la vida de un hombre. En la edad media, muchos hombres experimentan crecimiento de la próstata, lo que resulta en una condición llamada hiperplasia prostática benigna (HPB).

La queja más común de la próstata en hombres jóvenes es la inflamación de la próstata, o la prostatitis1. Al alcanzar la cuarta década, muchos hombres desarrollan la HBP. A medida que la próstata crece, comprime los tejidos circundantes produciendo obstrucción y dolor al orinar y eyacular.

Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata es una tumoración maligna que afecta a esta glándula masculina. En México, esta neoplasia constituye una de las primeras 15 causas de muerte en varones.

Los hombres que se encuentran en las siguientes categorías, se consideran en riesgo de desarrollar cáncer de próstata:

  • A partir de los 50 años
  • A partir de los 40 años, siempre y cuando se cuente con antecedentes familiares de cáncer prostático.

sintomas del cancer de prostata en edad avanzada y en edad temprana

En pacientes no tratados la enfermedad evoluciona a su fase aguda en un periodo de 5 años; 50% de ellos enfrenta diseminación del cáncer a otras partes del cuerpo y 75% habrá fallecido en un lapso de 10 años.

Considerando que el diagnóstico de cáncer de próstata se establece a través de estudios clínicos y de gabinete, principalmente el tacto rectal y marcadores séricos, sin duda el más importante es el Antígeno Prostático Específico (PSA), el cual se produce únicamente en las células de la próstata.2

Antígeno Prostático Específico

El antígeno prostático específico PSA, es una sustancia protéica sintetizada por células de la próstata y cuya función es la disolución del coágulo seminal. Es una proteína de síntesis exclusiva en la próstata.2

La determinación de los niveles séricos de PSA es útil como complemento en el diagnóstico temprano del cáncer prostático y para valorar la respuesta al tratamiento de éste. El cáncer de próstata puede incrementar los niveles de PSA. El valor utilizado con mayor frecuencia como el límite alto de la normalidad es 4 ng/ml

PSA Libre

Se pueden encontrar dos formas de PSA en sangre: Aislado o Unido a otras proteínas. Al primero se le conoce como PSA libre y ayuda a diferenciar entre cáncer de próstata y otro tipo de patologías prostáticas. Cuando el resultado de PSA Total se encuentra entre 4 y 10 ng/ml y el tacto rectal es normal, el valor (%) de PSA libre ayudará a distinguir entre hiperplasia prostática benigna (HPB) y cáncer.

Antigeno prostatico especifico - PSA

Utilidad Clínica

El PSA Total es un ensayo valioso para detectar tempranamente y evaluar la dimensión del cáncer de próstata, el % de PSA Libre ayudará a diferenciar el cáncer de otras patologías benignas como la HPB.

Con la intención de ser concluyente en el diagnóstico de cáncer prostático, se recomienda utilizar el ensayo PSA junto con la prueba de Tacto Rectal.

Estos resultados sugieren que el PSA es un marcador tumoral útil para detectar a pacientes con un elevado riesgo de tener cáncer de próstata.

Referencias

1.- Von Eschenbach A, Ho R, Murphy GP, et al. Directrices de la Sociedad Americana del Cáncer para la detección temprana del cáncer de próstata. Cancer 1997, 80 (9) :1805-1807.

2.- Harrison Principios de Medicina Interna 16a edición. Parte V. Oncología y hematología. Sección 1: Enfermedades neoplásicas